Fresa “la reina de las moras”

La fresa es considerada la reina de las moras, ya que destaca por sus propiedades diuréticas, antiinflamatorias y depurativas. La fresa posee una notable riqueza mineral, especialmente de hierro. Además, sus flavonoides, ayudan a combatir el estrés oxidativo y el deterioro cognitivo. También aporta potasio, calcio, fósforo, manganeso, cobre y silicio. Es una excelente fuente de vitaminas C, K y ácido fólico.



Con sólo 200 g de fresas cubrirás más del 200% de las necesidades diarias de vitamina C, una tercera parte de la vitamina K, la sexta parte del ácido fólico y cantidades notables de vitaminas del grupo B.


Beneficios de la fresa


• Contiene altas dosis de hierro y vitamina C, que posibilita una absorción más efectiva de este mineral.


• Contienen sustancias como la vitamina B1, que ayuda a combatir la irritabilidad y la tristeza; es asimilada por el sistema nervioso y, tras estimularlo, aumenta la producción de las hormonas del bienestar.


• Por su alta composición de agua (alrededor del 92%), las fresas son uno de los alimentos con mayor poder hidratante para el organismo. Contienen minerales esenciales que favorecen el equilibrio de los electrolitos del cuerpo.


• Contienen un tipo de antioxidante que consigue disminuir el nivel de inflamación de los tejidos y, de paso, baja los niveles de colesterol y triglicéridos.


• Su ingesta regular promueve la eliminación de las toxinas que aceleran el proceso de envejecimiento y, al mismo tiempo, disminuye los desbalances en el pH de la piel. Se puede utilizar de forma externa, en mascarillas o cremas, para exfoliar, blanquear y darle un aspecto suave a la piel.



• Contiene elevadas cantidades de ácido fólico y hierro


• Facilita la eliminación de ácido úrico gracias a su riqueza en calcio y potasio.


• Contienen cantidades importantes de fibra dietética que, combinada con el agua, ayuda a mejorar el movimiento intestinal para facilitar la expulsión de las heces.


• Los flavonoides que contienen son excelentes aliados para optimizar las funciones cerebrales, ya que inhiben el estrés oxidativo. Son claves en la prevención de trastornos neurodegenerativos.


• Contiene altos niveles de pigmentos como la luteína y la zeaxantina, dos carotenos que contribuyen a proteger la salud visual. Estos antioxidantes, sumados a la vitamina C, crean un filtro contra los rayos UVA del sol y las toxinas.


• Son útiles para disminuir el nivel de inflamación gracias a su aporte de vitamina C, minerales esenciales y antioxidantes, promueven la eliminación de los desechos para un óptimo trabajo de las células.