El té verde “bebida mágica”

El té verde proviene de la planta Camellia sinensis, los chinos lo ingieren desde hace más de 3000 años.



El té verde está compuesto por muchos antioxidantes y nutrientes con grandes efectos sobre el cuerpo. cada vez se le conocen más propiedades saludables, desde los cuidados estéticos, como reducir la celulitis, hasta factores esenciales como la prevención de ciertos tipos de cáncer o problemas cardiovasculares.


Algunos de estos efectos incluyen una mejoría en la función cerebral, la pérdida de grasa, una disminución en el riesgo de padecer cáncer y muchos otros beneficios impresionantes.


Beneficios del té verde


1. Los componentes del té verde pueden mejorar la función cerebral y la inteligencia. No contiene tanta cafeína como el café, pero es suficiente para producir una respuesta sin causar el efecto nervioso asociado con la ingesta de demasiada cafeína. También contiene un aminoácido llamado L-teanina, el cual incrementa la actividad del neurotransmisor inhibidor GABA (ácido gamma-aminobutírico), el cual presenta efectos antioxidantes. También incrementa la dopamina y la producción de ondas en el cerebro.


2. Contiene polifenoles que tienen efectos como la reducción de la inflamación y la ayuda para combatir el cáncer. El té verde tiene un 30% de polifenoles en peso, entre los que se incluyen grandes cantidades de catequina llamada EGCG por sus siglas en inglés. Las catequinas son antioxidantes naturales que ayudan a prevenir el daño celular y proporcionan otros beneficios.



3. El té verde incrementa la reducción de grasas, mejora el rendimiento físico y eleva el ritmo metabólico


4. Los antioxidantes del té verde podrían disminuir el riesgo de sufrir algunos tipos de cáncer, muchos estudios han demostrado que las personas que beben té verde son menos propensas a desarrollar algunos tipos de cáncer muy graves.


5. Retarda el envejecimiento celular, aporta una elevada cantidad de antioxidantes que evitan el envejecimiento de las células, debido a que combaten los radicales libres, haciendo con que la piel se mantenga hidratada, con un aspecto saludable y previniendo la formación de arrugas.


6. El consumo de té verde se relaciona con las mejoras en la salud dental y con la disminución en el riesgo de padecer caries.


7. El té verde puede mejorar la sensibilidad a la insulina y reducir los niveles de azúcar en sangre. Un estudio realizado con japoneses descubrió que las personas que bebían más té verde tenían un 42% menos de riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.


8. El té verde puede mejorar algunos de los principales factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, entre ellos, se incluyen el colesterol, el colesterol LDL y los triglicéridos. El té verde también incrementa de forma drástica la capacidad antioxidante de la sangre, lo que protege a las partículas LDL de la oxidación, las cuales son responsables de las cardiopatías.



9. El té verde produce un incremento en la pérdida de peso. Es efectivo en la reducción de la grasa abdominal peligrosa.


10. El té verde podría proteger su cerebro del envejecimiento, muchos estudios han demostrado que los componentes de catequina en el té verde pueden tener varios efectos protectores en las neuronas, lo que disminuye de forma potencial el riesgo de padecer Alzhéimer y Párkinson. Estos estudios se llevaron a cabo en tubos de ensayo y animales.


Recomendaciones


Te recomendamos no consumir té verde en exceso ya que puede causar insomnio, irritabilidad, náuseas, acidez, vómitos, taquicardia y aumento del ritmo cardíaco. Además de interferir con la absorción de hierro.